Ideas de diseño

Una mezcla de diseño y funcionalidad: el vidrio y el acero inoxidable

Hoy día somos parte del problema global climático y a su vez debemos aportar a la solución del mismo; y esto lo lograremos con el uso de elementos que, además de estar a la vanguardia, nos brinden materiales  que contribuyan de forma eficiente y sostenible a las megatendencias globales: el clima, el valor, los recursos, la urbanización y el bienestar de nuestro hogar o nuestra empresa.  

Por eso el acero inoxidable y vidrio puede ser la respuesta a sus necesidades de lograr un diseño renovado de sus espacios sin dejar a un lado la funcionalidad y eficiencia que proporcionan estos materiales y a su vez son ideales en cuanto a seguridad y estética se refiere, contando con la gran característica del acero inoxidable de durabilidad, resistencia y soporta el vidrio con firmeza. Por su parte, los paneles de vidrio usados para estos propósitos cuentan con una alta calidad en su fabricación, enfocada en soportar grandes cantidades de peso o fuerza que se ejerza sobre ellos. Debido a que estos paneles están hechos en diferentes formatos según el requerimiento del proyecto, los peligros del vidrio se reducen drásticamente y, por el contrario, agregan un punto a su favor en la seguridad que proporcionan.

Principales ventajas de las barandas en vidrio

El vidrio es uno de los materiales que más se ha popularizado en diversos tipos de instalaciones como balcones, terrazas, barandas, escaleras y pasamanos debido a sus cualidades estéticas y funcionales que lo convierten en un elemento predominante dentro de las más recientes propuestas de arquitectura moderna, e incluso en el diseño de interiores.

Por ello es necesario enfatizar en las razones que convierten a este material en un elemento ampliamente utilizado, en especial en barandas de seguridad para interiores y exteriores. Veámos cuáles son esos beneficios que tiene el vidrio para descubrir por qué vale la pena considerar la instalación de un sistema de barandas con este material:

Una ilusión de más espacio

Esta particular característica es fundamental en el aspecto visual, pues con una estructura de otros materiales es imposible producir este efecto. El vidrio, por ser transparente, crea la ilusión de más espacio, lo cual es refrescante para la vista, y además genera un cambio en la percepción de la atmósfera del edificio.

Mayor cantidad de luz

Por tratarse de un material transparente, la luz puede pasar libremente a través del vidrio, de modo que los espacios se pueden rellenar con la luz del día, lo cual no sólo da un aspecto más natural sino que puede significar un ahorro en la electricidad.

Brindan sofisticación

Las barandas de vidrio no sólo permiten que un edificio se vea más iluminado o amplio; también aportan al diseño general de los espacios con un toque más moderno y elegante.

Resistencia y durabilidad

El vidrio templado es el material con el que se construyen estos sistemas de barandas por ser un tipo de vidrio altamente resistente que envejece lentamente y no requiere de mucho mantenimiento más allá de la limpieza o el pulido en las zonas con rasguños o marcas, por lo que puede llegar a durar décadas sin perder su calidad.

Es un material muy seguro

A pesar de que el vidrio se suele relacionar con fragilidad, la realidad es que el tipo de vidrio usado en las barandas es muy robusto y puede resistir tanto como el acero. Incluso si se quebrara tampoco existiría un riesgo, porque los trozos no son afilados, por lo tanto hablamos de un material altamente confiable.

Cuidados que debes tener en cuenta para el acero inoxidable

El acero inoxidable es un material muy apreciado en la construcción de barandas por ser una aleación a prueba de corrosión, es decir, no desarrolla óxido ni necesita protección adicional para mantenerse brillante. No obstante, no está de más aplicar los siguientes cuidados básicos para alargar la durabilidad de las barandas y preservar su calidad:

Limpiar exteriores y/o interiores.

La limpieza para este material debe hacerse en forma regular. Al interior, el hecho de que estas estructuras se encuentren más protegidas no significa que su limpieza deba reducirse y cuando se trata de exterior; estos están mucho más expuestos a diferentes elementos más agresivos como el clima y la contaminación, por lo cual la limpieza debe ser más frecuente. Para limpiar las huellas, el polvo y la suciedad, se pasa un trapo seco para quitar polvo o residuos y posteriormente aplicar crema o gel (limipeza de acero) y luego secar la superficie. Nunca se deben usar elementos abrasivos como esponjas de metal, porque pueden causar rayones en la estructura.

Brillar las barandas

NO usar productos abrasivos, ni desinfectantes fuertes (es necesario verificar que no contenga sales o cloruros) ni disolventes, es mejor usar productos especializados para brillar estas estructuras; algunos sprays pueden agregar más brillo a estas superficies, además de brindar una capa protectora para evitar los rayones. Para aplicar estos productos se puede usar un trapo seco. Otras opciones muy útiles para brillar es en crema, o gel decapante, para mantener el brillo en las superficies afectadas por manchas.

Remover marcas difíciles

Para eliminar las manchas de aceite o grasa se puede usar un disolvente como la acetona o el alcohol. Estos líquidos son perfectos para cortar cualquier rastro de grasa; sólo se necesita humedecer un trapo seco con estos disolventes y limpiar. En el caso de manchas de graffiti, lo más recomendable es usar removedores de pintura. Nunca se deben usar cuchillo u otros elementos abrasivos que puedan causar rayones permanentes en el acero inoxidable.

Contáctanos

Si tienes dudas e inquietudes escribenos